Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Además de sus numerosas tiendas, esta calle es famosa por tener la estatua de Molly Mallone.

Añadir a mi guía

Grafton Street

Una calle muy comercial.

Si no quieres dejarte los cuartos en la Grafton Street, conviene que pasees por esta calle peatonal con las manos en los bolsillos y gran fuerza de voluntad. La zona destaca por ser el núcleo pintoresco, comercial y turístico de la ciudad, con tiendas que se suceden en sus aceras, vendedores callejeros y floristas. Se trata de uno de los rincones más típicos e imprescindibles, donde se encuentra la estatua de la famosa Molly Malone, marisquera callejera del siglo XVII que no se sabe realmente si existió o no, pero que inspiró el himno no oficial de Dublín, que habla sobre ella. Según cuenta la leyenda, la desafortunada Molly Malone -vendedora de marisco de día y de su cuerpo de noche- falleció en plena calle por unas fiebres. Reconocerás el monumento de una mujer vestida de largo con su carro y sus cestas de mejillones.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Dublín
Consulta precios y fechas