Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

140 metros de altura para este curioso monumento hidraúlico que empapa el horizonte ginebrino.

Añadir a mi guía

Fuente de Agua

500 litros por segundo, 200 kilómetros por hora.

Si buscas en el horizonte y ves la Jet d’Eau es que estás en Ginebra, ya que los 140 metros de altura que alcanza el agua se aprecia desde cualquier punto de la ciudad. Con unos 500 litros por segundo y una velocidad de 200 kilómetros por hora, la Fuente de Agua, que comenzó como un elemento funcional, es ahora uno de sus emblemas. Curiosamente, se creó casi por accidente cuando en 1886 la ciudad construía la hidroeléctrica Coulovrenière. Por un exceso de presión se abría una válvula para permitir que el agua escapara por un chorro de 30 metros. En 1891, tras su gran éxito, se decidió trasladar la fuente, esta vez con una altura de 90 metros, al puerto, lugar céntrico donde los turistas apreciarían el monumento hidráulico. No fue hasta 1951 cuando, con una bomba independiente y utilizando ya agua del Lago Leman, se alcanzaron los 140 metros de altura actuales utilizando una boquilla de 16 centímetros de diámetro. Únicamente deja de funcionar con temperaturas negativas (nada raro en invierno) o si el viento es demasiado fuerte.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía