Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Aprovecha tu visita a Noáin para ver lo que queda en pie del acueducto del siglo XVIII.

Añadir a mi guía

Acueducto de Noáin

El agua es vida.

En el siglo XVIII la sequía y epidemias amenazaban Pamplona, por los problemas de abastecimiento de agua potable, así que se hizo urgente la construcción de una traída de agua a la ciudad. Tras varios proyectos fallidos que no conseguían salvar los desniveles y valles, se encargó el proyecto al ingeniero más famoso de la época, Ventura Rodríguez. Por fin, él consiguió realizar la construcción del acueducto de Noáin (situado a tan sólo seis kilómetros de Pamplona), que en 1790 favoreció la llegada del agua desde el manantial de Subiza y se convirtió en un hito arquitectónico y de abastecimiento. El paseo hasta el pueblo de Noáin merece la pena tanto por el Acueducto -modificado a lo largo del tiempo para el paso del ferrocarril y después de la autopista-, como por otros monumentos como la iglesia gótica de San Miguel.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Pamplona
Consulta precios y fechas