Construido a imagen y semejanza del Arco de Tito de Roma, el resultado fue grandioso. Napoleón tuvo la culpa.

Añadir a mi guía

Arco del Triunfo

El más famoso con diferencia.

Se trata, probablemente, del Arco del Triunfo más famoso de todo el mundo. Fue construido entre 1806 y 1836 por encargo de Napoleón Bonaparte, tras su victoria en la Batalla de Austerlitz. Los arquitectos Jean Chalgrin y Jean-Arnaud Raymond se inspiraron en el Arco de Tito de Roma para construirlo. Se levanta en la plaza de Charles de Gaulle, en el extremo oeste de la avenida de los Campos Elíseos, y mide 49 metros de altura y 45 metros de ancho. En cada uno de sus pilares descubrirás una estatua diferente, llamadas El Triunfo, La Resistencia, La Paz y La Marsellesa. Aunque puedes dejarte llevar tan solo por su imponente visión exterior, resulta también interesante visitar el museo que se encuentra en su interior, donde te desvelarán todos los detalles sobre su construcción y su historia. Las vistas panorámicas desde su parte superior son también recomendables. Si observas de cerca el Arco del Triunfo, podrás distinguir nombres grabados en él, que corresponden a antiguos revolucionarios, combatientes y militares. A los pies del Arco se encuentra además la Tumba al Soldado Desconocido, de 50 metros de alto y 45 metros de ancho, cuya llama permanece siempre encendida en recuerdo de las víctimas de guerra. Más en www.arc-de-triomphe.monuments-nationaux.fr.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía