Efigie de Servet, en honor a su sufrimiento al ser quemado vivo en la hoguera.

Añadir a mi guía

Monumento a Miguel Servet

Pequeño rincón homenaje.

El científico y teólogo español tiene un pequeño rincón en la ciudad situado muy cerca de la calle que lleva su nombre. Desde 1903, con motivo del 350 aniversario de su muerte, un monumento conmemorativo le recuerda en Champel, zona muy próxima al lugar donde fue quemado en la hoguera en 1553. En la parte frontal del monolito se puede leer un texto expiatorio en el que, más que alabar a nuestro ilustre filósofo, reivindica la figura de Calvino. A poco más de tres metros, el ayuntamiento inauguró, en octubre de 2011, una bellísima estatua con la efigie de Servet en un gesto de reconocimiento al sufrimiento del español. Paradójicamente, el propio consistorio de la ciudad ya rechazó una estatua similar de la escultora local Clotilde Roch, discípula de Rodin, hace más de 100 años al considerar que podía herir los sentimientos religiosos de los calvinistas.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía