Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Visitar Madrid y no pasar por la Plaza Mayor sería imperdonable. Es uno de los lugares más fotogénicos de la ciudad.

Añadir a mi guía

Plaza Mayor

237 balcones con su característico color rojo.

Uno de los lugares al aire libre más fotogénicos. La Plaza Mayor, entre la Puerta del Sol y la Plaza de la Villa, conserva su característico color rojo. Sus orígenes datan del siglo XVI, cuando en este lugar se celebraba un mercado de carne, fruta y verdura. No obstante, el aspecto que ahora ves procede de finales del siglo XVI y principios del XVII. Puedes sentirte como en aquella época mientras paseas por debajo de sus soportales o mientras admiras sus 237 balcones. El edificio central es la Casa de la Panadería, decorada con pinturas, y donde se encuentra una de las oficinas de turismo, por lo que puedes aprovechar para pedir un plano o información sobre algún espectáculo o atracción de Madrid. En medio se ubica la estatua ecuestre de Felipe III y por todo el perímetro se abren hasta 9 puertas. Las más famosas de todas son el Arco de Cuchilleros y la que da acceso a la Calle de Toledo. Aunque en el pasado fue utilizada como plaza de toros o para los autos de fe de la Inquisición, hoy constituye un lugar de esparcimiento, donde incluso los domingos se celebra una feria filatélica. Muy auténtica. La plaza tiene muchas terrazas, sin embargo te recomendamos acercarte a la puerta que da a la calle Botoneras y que pruebes los bocadillos de calamares en La Campana. 100% madrileño, aunque en un principio pueda resultarte un pelín descuidado.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Madrid
Consulta precios y fechas