Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

240 escalones y rozarás el cielo de Oporto.

Añadir a mi guía

Torre de los Clérigos

El cerro de los ahorcados.

240 escalones y 76 metros de altura separan lo alto de esta torre, una de las insignias más reconocibles –y apetecibles– de la ciudad, del firme de la Rua de São Filipe de Nery, a la que se puede llegar tranquilamente caminando desde la famosa Avenida dos Aliados. Resulta de parada obligada para cualquier visitante que se precie, y es que, no en vano, fue considerada hasta finales del siglo pasado como la estructura más alta de Portugal (hoy tal honor lo ostenta la Torre de Vasco da Gama en Lisboa). Diseñada por el arquitecto Nicolau Nasoni en estilo barroco, su vista aérea desde la cima no dejará indiferente a los intrépidos que lleguen a coronarla. Una vez arriba, merece especialmente la pena que eches un ojo al frente y te dejes embelesar por los jardines de la Cordoaria, de estilo neoclásico y pombalino. Como es fácil deducir en una ciudad cuya vida diaria ha girado durante siglos en torno al puerto, la Torre de los Clérigos, que fue construida entre 1735 y 1763, sirvió tradicionalmente como guía de todas aquellas embarcaciones que deseaban llegar al Cais da Ribeira. La entrada de esta torre popularmente conocida como el “cerro de los ahorcados”, puesto que en ella se enterraba a los ajusticiados, tiene un precio de 2 euros y, a su vera, se levanta la Iglesia de igual nombre, que puede visitarse gratuitamente.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Oporto
Consulta precios y fechas