Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Se dice que su edificio central fue el lugar de encuentros amorosos de los sultanes

Añadir a mi guía

Jardines de Menara

Impresionantes jardines que rodean a un lago no menos espectacular

El siglo XII vio nacer estos Jardines de Menara de manos de la dinastía almohade. Al oeste de la ciudad, a su espalda se levantan las Montañas del Atlas. La visión de su estanque, en cuya agua se refleja un elegante pabellón saadí del siglo XVI, es una de las imágenes más utilizadas para simbolizar la belleza de la “ciudad roja”. El nombre de menara hace referencia a la pequeña pirámide verde que corona el pabellón. Una gran extensión de huertos y olivares rodean el conjunto, cuyo sistema de riego se abastece, precisamente, gracias a este gran estanque central, que se nutre del agua del deshielo de la montaña. Cuenta la leyenda que el pabellón y los jardines fueron utilizados como espacio idílico para los encuentros amorosos de los sultanes. Y es que el romanticismo está servido al caer la tarde, ya que desde aquí se disfruta de una de las puestas de sol más impresionantes de la ciudad. Se encuentran en la avenida de Menara, en Hivernage, y llegar hasta ellos a pie desde la Plaza de Yamaa el Fna te llevará cerca de una hora. Aunque siempre tendrás la opción más rápida de alcanzarlos en taxi o en calesa.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Marrakech
Consulta precios y fechas