Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Indispensable tener dos buenas piernas. Podrás recuperarte disfrutando de las vistas y de los chiringuitos de la zona.

Añadir a mi guía

Plaza de Honores

¡400 interminables escalones!

Lo que vas a necesitar para contemplar los monumentos de esta plaza son, para empezar, dos buenas piernas con las que subir la escalinata –más de 400 escalones, ni más ni menos- hasta el Cerro de Santa Ana, salpicada por escuálidas farolas y las tradicionales casas bajas multicolores, típicas de la zona. Para comenzar el ascenso solo tienes que llegar al final del Malecón 2000 y alzar la vista para saber el camino. En la cima, junto al Faro que domina la entrada a la ría y la iglesia de Santa Ana, encontrarás la Plaza de Honores que hace homenaje al único acceso fluvial a través del río Guayas. Entre sus peculiaridades se encuentran los restos de la fortificación original, cañones incluidos, un faro y las mejores panorámicas de la ciudad. Al caer la tarde se puede completar la visita con unas cervezas en alguno de los chiringuitos de la cima.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía