Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

El velero fantasma reluce cada noche con sus velas y mástiles azules y blancos en homenaje a sus colores patria.

Añadir a mi guía

Puente El Velero

El barco-puente.

Como si de un velero fantasma se tratase, las noches de Guayaquil te ofrecerán un paseo muy especial a través del luminoso Puente El Velero, original del año 1998 pero que sufrió una revolucionaria renovación lumínica en 2005. Las velas y mástiles de este barco-puente están formadas por cables de fibra óptica que resplandecen en tono azul eléctrico y blanco sobre el Malecón del Salado, colores que evocan la bandera de Guayaquil. A pesar de su belleza nocturna, los transeúntes se han quejado porque la humedad del río y la lluvia afectan a la madera de la pasarela del puente y cada cierto tiempo se pudren convirtiendo en una aventura cruzar de lado a lado sin tropezar con agujeros o tablas sueltas. Conviene que asegures la pisada antes de atreverse a cruzar esta belleza arquitectónica, aunque las autoridades aseguran las labores de restauración sustituirán la madera por otro material más duradero.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía