Pasteles y expressos son la especialidad de estas franquicias culmen de la historia de amor de Soledad y Richard.

Añadir a mi guía

Sweet & Coffee

Dulce historia de amor.

Como su propio nombre indica, el rincón Sweet & Coffee del Malecón 2000 es una franquicia destinada a los golosos y cafeteros. Cuentan las crónicas que esta red de cafeterías tiene una historia de amor detrás: cuando Soledad Hanna le preparaba tartas de queso con capuccino a su novio, Richard Peet, allá por 1997 y así surgió la idea de crear una cafetería donde ofrecer pasteles sin comparación y todo tipo de expressos. Lo que no imaginaban por aquel entonces es que la marca se extendería por Ecuador como la pólvora y que hoy sean un referente del café y las tartas. Entre sus originales propuestas no gastronómicas está lo que llaman la 'Universidad del Café', una especie de entrenamiento-formación de un mes para quien quiera trabajar para ellos, que incluye estudiar la historia del café y el procesado de cultivo y tostado. Solo cuando superan las pruebas teóricas y prácticas se incorporan a la plantilla.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía