Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Cabaña de madera, antaño. Entrada impresionante, crisoles de vidrieras y espectaculares torres neogóticas, actualmente.

Añadir a mi guía

Catedral

Protegiendo a la ciudad.

Cuentan que el origen de la primera catedral de Guayaquil, la parroquia donde comenzó la evangelización de la ciudad, era una cabaña de madera que levantaron unos curas dominicos en el siglo XVI. Un incendio acabó con este monumento original, que por aquel entonces estaba en el Cerro de Santa Ana, de forma que la catedral actual se trasladó al casco histórico de la ciudad y tras sucesivas reformas se levantó en los años cuarenta con su arquitectura actual. Identificarás el edificio por su espectacular entrada y torres neogóticas inconfundibles, que forman un conjunto arquitectónico con la cercana iglesia del Sagrario y el Palacio Arzobispal. En su interior, las vidrieras dejan pasar la luz como un crisol, que se reparte por la nave central, lateral y el crucero principal del altar mayor. Dicen que la estatua de Cristo Rey, situada en la nave central, está orientada de forma que sus brazos protegen simbólicamente a la ciudad.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía