Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

¡Sorpresa! Nadie diría que una gran estructura de hierro cobijaría en su interior uno de los mejores mercados ¡del mundo!

Añadir a mi guía

Mercado Central de Santiago, inaugurado en 1872

Parece una estación, ¡más no lo es!

Desde fuera, nada haría suponer que este edificio de hierro forjado guarde en un interior el inmenso Mercado Central de Santiago. Su estructura de hierro sobre una gran planta interior cuadrada recuerda más a las típicas estaciones de tren parisinas de finales del siglo XIX que a cualquier otro mercado que haya podido visitar. Efectivamente, el diseño es típicamente europeo e hijo de su época: las obras se iniciaron en 1869 y corrieron a cargo de diseñadores ingleses que hicieron fundir la estructura central en Glasgow. La gran plaza central del mercado, en cambio, sí fue obra de un arquitecto y urbanista chileno, Manuel Aldunate y Avaria. Pero su singular estructura no es lo único que le ha valido para situarse entre los diez mejores mercado del mundo, según la revista National Geographic. En el mercado hay mucho más, comenzando por el ambiente de barrio que reina en su interior, la simpatía de sus comerciantes y la inmensa variedad de artículos que podemos encontrar en sus más de 200 locales. Desde panaderías hasta queserías pasando por herbolarios y carnicerías, sin olvidarnos de los restaurantes, en los que es recomendable disfrutar de las tradicionales especialidades marineras del país. No lo dude y pídase un caldillo de congrio o un chilenito (ver sección gastronomía).

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Santiago de Chile
Consulta precios y fechas