Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Gran variedad, pero si de verdad quieres probar la comida rápida chilena por excelencia, pide un "completo" ¡Ñami, ñami!

Añadir a mi guía

Un completo en los bajos del Portal Fernández Concha

Comida rápida bajo los soportales.

Probablemente todos los turistas que pasean por Santiago hayan visto este edificio situado junto a la Plaza de Armas, pero muchos no sabrán que sus soportales están repletos de históricos puestos de comida rápida a los que cada día acuden muchos santiaguinos a comer. Sándwiches, pizzas, o ‘completos’ –como llaman aquí a los perritos calientes– son algunas de las especialidades de la zona, ofrecidos a buen precio. El completo llegó a Chile de la mano de Eduardo Bahamondes Muñoz, un inmigrante que en la década de los 20 volvía a su tierra después de pasar varios años en Estados Unidos. Montó así su propio bar, el “Quick Lunch Bahamondes” y comenzó a servir estos perritos calientes. Pero no conformándose con el tradicional Ketchup y mayonesa, decidió incorporar a la mezcla una crema especial elaborada por él mismo. El inventó triunfó y lógicamente los establecimientos colindantes comenzaron a imitarle, instalándose ya esta tradición del ‘completo’ para siempre. Hoy, aunque el establecimiento de Bahamondes ya no existe, el local continúa todavía funcionando, con el nombre de “El Portal, Ex Bahamondes”. Mítico fue también el Chez Henry, abierto en 1929, pero que recientemente tuvo que ser subastado por insolvencia de sus dueños, y la pizzería Ravera, que continúa trabajando.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Santiago de Chile
Consulta precios y fechas