Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Cerro Blanco y parroquia de la Virgen de Montserrat

La Virgen Morena que se aloja intacta en el Cerro es ahora la patrona de los delincuentes chilenos... curioso patronazgo...

Añadir a mi guía

Cerro Blanco y parroquia de la Virgen de Montserrat

La Viñita.

Existen dudas sobre el origen del nombre que se da al cerro, pero son muchos los historiadores que apuntan a que la denominación se debe a la existencia de una antigua cantera de piedra blanca que fue ampliamente aprovechada en el siglo XVIII para multitud de construcciones, entre ellas los cimientos del mismísimo Palacio de La Moneda. En cambio, no se utilizaron para construir la Parroquia de la Virgen de Montserrat, que se erige sobre la colina y presume de ser el primer templo católico fundado en el país gracias a la intervención de doña Inés de Suárez, extremeña que, junto a Pedro de Valdivia, participó en la fundación de Santiago. Corría el año 1545 cuando se construyó la ermita, aunque el edificio actual se levantó en 1834, debido a que los anteriores fueron destruidos en varios terremotos. Declarada Monumento Nacional en 1990, todavía hoy es costumbre acudir en romería a la ermita y pasar el día en las faldas de la montaña. Su idílico emplazamiento junto a frondosos viñedos hizo que los vecinos comenzaran a denominarla “la Viñita”, nombre con el que se la conoce más que por el original. En su interior, la imagen de la Virgen Morena, que, ésta sí, se mantiene intacta desde 1574, se ha convertido en la patrona extraoficial del hampa santiaguina, pues a ella van a rezarle muchos de los que salen de la cárcel, de ahí que se le conozca también como “virgen de los lanzas” (delincuentes, en Chile).

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía