Tal es su prestigio que Michelle Bachelette honró a Benedicto XVI con una figurita de Talagante…

Añadir a mi guía

Loza Policromada en Talagante

Costumbrismo pintado a mano.

Un Cuasimodo –nada que ver con el personaje creado por Víctor Hugo- es en la zona centro de Chile una especie de carroza o carro de caballos que cada año sale en procesión el primer domingo después de Semana Santa para celebrar la fiesta religiosa que lleva su nombre. Un elemento clásico de la cultura popular chilena que se ha convertido en icono de las pequeñas figuritas de loza policromada que se realizan en la villa de Talagante, situada a 35 kilómetros al Sur de Santiago. Tanto, que fue el regalo elegido por la mandataria chilena Michelle Bachelette para honrar al Papa Benedicto XVI con motivo de su encuentro en 2007. De tan sólo unos 20 centímetros, siempre modeladas a mano y pintadas en vivos colores, estas tallas recrean con todo detalle imágenes costumbristas de la época, desde el Pollero a la Lavandera pasando el manicero (vendedor de cacahuetes), el limpiabotas o las reuniones para tomar té, las fondas o los confesionarios La tradición, surgida a principios del siglo XIX de la mano de dos hermanas de la familia Jorquera Díaz, que copiaron la técnica de las antiguas monjas Claras, ha estado a punto de perderse en varias ocasiones. Para evitarlo, la corporación municipal organiza talleres dirigidos a escultores y artesanos, que en ocasiones venden también sus figuras en sus talleres de Santiago.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía