Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Tómate tu tiempo y disfruta de estos dulces manjares sin remordimientos

Añadir a mi guía

Dulzura carioca

Dulce tentación

En Río de Janeiro existe una gran afición por los helados, los pasteles y, en general, todo lo que sirva para endulzar, un poco más, la vida de los cariocas. Al margen de los locales de baile o los restaurantes, en el centro de la ciudad y las zonas de playa proliferan los establecimientos de ambiente tranquilo en los que probar estos azucarados manjares, especialmente durante los atardeceres. Uno de los más populares es la Confeitaria Colombo (www.confeitariacolombo.com.br), situada en la rua Gonçalves Dia. Su bollería es de las más conocidas de Río de Janeiro. El establecimiento, de estilo art nouveau, fue fundado a finales del siglo XIX y está situado en la zona más comercial del centro de la ciudad, por lo que suele tener bastaste aforo de comensales. A la misma cadena pertenece el Café do Forte, en la Praça Cel Eugênio Franco de Copacabana, con una variada oferta gastronómica en la que destacan sus galletas, ideales para disfrutar de un sosegado desayuno o un almuerzo frente al mar. Cafeína es otra conocida casa, con establecimientos en Copacaba (rua Constante Ramos) e Ipanema (rua Farme de Amoedo). Es uno de los destinos predilectos de la juventud carioca, muy aficionada a sus platos, sus infusiones y, sobre todo, a sus deliciosas tartas caseras.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía