Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Un paseo en bici, unas vistas desde un mirador o simplemente una caminata por sus senderos

Añadir a mi guía

El Parque Nacional de Tijuca

El mayor parque natural en el corazón de Río

Declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1991, es el mayor espacio natural de Río de Janeiro. Durante siglos acogió multitud de explotaciones cafeteras, que fueron sustituidas por especies vegetales cuando aquéllas dejaron de ser rentables. Su conservación se inició a mediados del siglo XIX, cuando esta parte de la montaña se encontraba prácticamente devastada, lo que hizo peligrar el suministro de agua de la ciudad. El proceso de reforestación que se puso en marcha a partir de entonces, impulsado por el emperador Pedro II, permitió replantar 60.000 árboles y recuperar más de 1.600 hectáreas. El nacimiento del parque como tal tuvo lugar en 1961 y quedó dividido en tres sectores distintos, denominados A, B y C. Dispone de numerosos accesos, como la estrada da Vista Chinesa, que lleva hasta el mirador del mismo nombre, desde el que puedes contemplar todo el litoral carioca. Es un espacio ideal para practicar trekking o pasear en bicicleta, algo muy habitual durante los fines de semana, cuando se llena de visitantes. Uno de sus puntos más conocidos es la Floresta da Tijuca, en la que proliferan especies tan llamativas como los embaúbas de hojas plateadas. También es residencia habitual de hasta 150 especies de aves diferentes, entre ellas tucanes y titíes, que comparten espacio con los macacos. Más información en www.parquedatijuca.com.br.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía