El cielo de Madrid es especial cuando se contempla a los pies del Palacio Real. ¡No olvides la cámara!

Añadir a mi guía

Palacio Real

Atardeceres de Madrid.

Este montículo es un lugar privilegiado para ver sin ser vistos. Y lo es desde hace siglos, antes de que Madrid fuera Madrid. El emir Mohamed I construyó aquí una alcazaba para defender Toledo del avance de los cristianos. Luego el lugar se convirtió en alcázar hasta que un incendio lo destruyó. Fue entonces, en el siglo XVIII, cuando el rey Felipe V decidió levantar el actual y grandioso Palacio Real. La inspiración surge de los bocetos empleados por Bernini para la construcción del Museo del Louvre de París. Actualmente es la residencia de los Reyes de España, aunque oficialmente no vivan aquí, y se utiliza para recepciones de Estado. Puedes pasear por los Jardines de Sabatini y la pradera del Campo del Moro (entrada por Paseo Virgen del Puerto) y contemplar las diferentes fachadas. Dentro te esperan 3.000 estancias, de las que no podrás visitar todas. Las más interesantes son la Escalera Principal, el Salón del Trono con su techo pintado por Tiépolo, la Salita Gasparini, el Salón de Alarbaderos, la Real Farmacia y la Real Armería, que incluye una galería con lienzos de Velázquez, Goya o Sorolla. Fuera, todos los miércoles a las 11 de la mañana (excepto de julio a septiembre y aquellos días del resto del año con climatología adversa o eventos especiales) puedes contemplar el variopinto cambio de la Guardia Real, con caballos y uniformes de época. Al atardecer, no te cansarás de ver los rojizos y violetas cielos de Madrid.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Madrid
Consulta precios y fechas