Trágica historia del original Puente de San Antón, se cayó -o "suicidó", según se mire, justo antes de ser derruído.

Añadir a mi guía

Puente San Antón

Las puertas de la ciudad.

El puente de San Antón es la puerta del Casco Viejo de Bilbao. De hecho, está ahí antes que la propia ciudad. No se conoce con exactitud su fecha de construcción pero sí se sabe que es anterior a 1300, año en el que don Diego López de Haro fundó la ciudad de Bilbao. En realidad, se piensa que la propia ciudad nació alrededor del puente, pues durante muchos años era el único punto de unión de las dos orillas. Este privilegio fomentó el que todos los pescadores y comerciantes se asentaran en esta zona de la ría. Es más, los vecinos se opusieron a la creación de los posteriores puentes y llegó a haber enfrentamientos violentos contra las nuevas obras. Tras sufrir el Sitio, las Guerras Carlistas y otras vicisitudes, el puente quedó en ruinas y se levantó el actual a escasos metros. Curiosamente, en el año 1880, el mismo día en que los operarios se disponían a demoler el puente en medio de un rechazo popular que no quería derruir el símbolo que aparecía en su escudo, el puente se derrumbó solo, atrapando a todos los trabajadores. Por eso los bilbaínos hablan del “suicidio de la vieja puente de San Antón”.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Bilbao
Consulta precios y fechas