Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

No deberías irte sin probar las genuinas cebollas catalanas. Un manjar único que solo en esta zona podrás degustar.

Añadir a mi guía

Calçots

Singulares cebollas.

Los calçots son una variedad de cebolla típica de Cataluña. Proviene de la zona del Alt Camp y de la zona occidental de la región, no obstante, puedes encontrar calçotadas (así se llama a este plato) en toda la región. El nombre de calçot significa enterrar o soterrar. Se les llama así porque su semilla es enterrada bajo una leve capa de tierra para conseguir sus tallos blancos. Cuando estos tallos alcanzan una longitud de 20 ó 25 centímetros, se arrancan y se disponen todos juntos sobre tejas o piedras a la brasa. Se mantienen al fuego hasta que sus capas exteriores se vuelven negras y después se las deja un buen rato hasta que su interior se cocine con su propio calor. Así se hacen las populares calçotadas. Normalmente son acompañadas de platos de carne y butifarras de la zona. Se dice que su origen reside en un campesino que olvidó las cebollas al fuego y entonces se dio cuenta de que, quitando las capas exteriores, el vegetal se convertía en un manjar para el paladar. Son recetas típicas del final del invierno y comienzo de la primavera, pues es cuando florecen los calçots, no obstante puedes encontrar calçotadas en cualquier época del año.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Barcelona
Consulta precios y fechas