Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Quizá sea el monumento más importante, por algo recibe más de 6 millones de visitas al año

Añadir a mi guía

El Coliseo

Contempla más de 1900 años de historia

Las ruinas del Coliseo son el lugar perfecto donde sentarte y recrear la vida del Imperio Romano. Aún puedes contemplar las gradas donde se sentaban los romanos y se entretenían viendo carreras de cuadrigas o violentas luchas entre gladiadores y leones. Puedes imaginar las violentas y sangrientas luchas entre condenados y animales salvajes a las que el pueblo estaba acostumbrado. Incluso jaleaban a cualquiera de los contrincantes entre risas y aplausos haciendo propio aquello de pan y circo. Este Coliseo o Anfiteatro Flavio fue inaugurado por el emperador Tito hacia el año 80 d.C. Ocupó las ruinas que había dejado uno de los incendios más devastadores que conoció la capital del Imperio y la intención del edificio fue la de demostrar que la gran Roma había resurgido de sus cenizas. Ahora puedes pasear entre sus muros y contemplar los más de 180 metros que separan las gradas de esta enorme construcción elíptica. Todos sus arcos están cuidadosamente decorados con detalles jónicos, dóricos y corintios y tardaron en terminarlo casi un siglo. Esta construcción le daba al pueblo no solo espectáculos y violencia sino una bandera y una patria de la que formaban parte: la patria del Imperio Romano.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Roma
Consulta precios y fechas