En su interior guarda importantes tesoros, como sus mosaicos del siglo XII

Añadir a mi guía

San Clemente

Templo sobre templo

En la basílica de San Clemente el tiempo se ha quedado detenido. En su interior guarda los secretos de la civilización romana. Este santuario se construyó alrededor del siglo XII, en plena Edad Media. Sin embargo, hace algunos años se descubrió que estaba construido sobre un templo anterior. Un templo levantado hacia el siglo IV y que rendía homenaje a San Clemente. Allí descansan los restos de este papa del siglo I que fue reivindicado como uno de los defensores del cristianismo cuando aún era una religión perseguida en Roma. A modo de curiosidad, este papa fue el que introdujo la palabra Amén en la liturgia de la Iglesia. Pero la historia no termina aquí. Una investigación arqueológica llevada a cabo en la basílica descubrió que había un tercer templo secreto bajo el suelo de los anteriores. Un antiguo templo secreto del siglo I que veneraba al dios Mitra, una divinidad de origen persa. Se dice que en este lugar se celebraron rituales cristianos cuando esta religión era proscrita en el Imperio y reinaba el paganismo. Puedes descender a través de las escaleras hasta este tercer piso e imaginar las reuniones de estos primeros cristianos que fueron perseguidos hasta el siglo IV.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Roma
Consulta precios y fechas