Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Se considera una visita imprescindible por la cantidad de obras de arte que guarda en su interior

Añadir a mi guía

Museos Capitolinos

¿Quieres ver el primer retrato esculpido de un personaje vivo?

Roma juega con ventaja. La ciudad eterna ha sido tantas veces el punto de eclosión de las corrientes artísticas que ha atesorado tantos testimonios artísticos de tantas corrientes y momentos que juega en otra división. Se dice que en Roma no hace falta visitar museos porque la propia ciudad ya es una exposición, no solo de la época romana y del Renacimiento sino también de la Edad Media, el Barroco, Romanticismo y las corrientes del siglo XIX: dejaron la ciudad plagada de edificios, plazas, monumentos y otras construcciones que hacen de Roma un museo de la humanidad. Sin embargo, la ciudad también quería abrir sus propias galerías y los Museos Capitolinos situados en la Plaza del Campidoglio son dos edificios con una colección sin parangón. Este doble museo partió de la donación de una colección de bronces del papa Sixto XIV en 1491, fundando así uno de los museos más antiguos del mundo. Se trata del Palacio de los Conservadores y del Palacio Nuevo. No te dará tiempo a contemplar todas sus obras pero sí debes visitar las obras de Tiziano, Caravaggio, Rubens y Tintoretto así como la escultura de la loba capitolina, madre de Rómulo y Remo y fundadora de la ciudad.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Roma
Consulta precios y fechas