Y después de una buena comida, ayuda a la digestión con un limoncello

Añadir a mi guía

El Limoncello

El licor italiano por antonomasia

Este brebaje típicamente italiano es uno de las bebidas más refrescantes para los días de sol y caminata. Dicen que su origen se remonta a un pueblecito a las afueras de Nápoles llamado Sorrento, al sur de Italia. Se cuenta que los limones de este lugar tenían un color y sabor mucho más intenso que el resto y también un tamaño más grande y que, a partir de estos limones se comenzó a destilar el limoncello. Es imposible saber con exactitud la fecha y el lugar. Lo que sí sabemos es que es una bebida habitual en toda Italia. Está hecho a partir de limón, azúcar y alcohol. ¡Cuidado!, puede llegar a tener 25 grados de alcohol por lo que tomarlo sin control te puede jugar una mala pasada. Es habitual tomarlo después de las comidas, en la sobremesa, pues es una bebida muy digestiva y ligera. No obstante, también es habitual tomarlo en fiestas y por la noche, sobre todo en la temporada estival, cuando hay un ambiente más callejero. Hay muchas formas de tomarlo aunque se recomienda siempre muy frío. También es típico servirlo como si se tratase de horchata o limonada.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Roma
Consulta precios y fechas