Aunque son tres, solo dos son públicos. Merece la pena recorrerlos tras tu visita al Palacio de Buckingham.

Añadir a mi guía

Parques del Palacio de Buckingham

Tres en uno.

El Palacio de Buckingham conecta tres parques: el St. James Park al oeste, Green Park al norte, y Buckingham Gardens al este, siendo este último el único que no está abierto al público. Puedes hacer coincidir la visita al palacio con el relevo de la Guardia Real, si es así, ten en cuenta que se efectúa a las 11:30 diariamente entre mayo y julio, y cada dos días el resto del año. Tras ver esta tradicional ceremonia, la opción más recomendable es dar un largo y agradable paseo por los alrededores para conocer la zona. Por un lado puedes recorrer el Green Park, un parque real en el que prima la austeridad, ya que no encontrarás lagos ni estatuas, sino tan solo árboles, césped y calma. Es en la intimidad de este paraje donde, años atrás, se llevaban a cabo los clásicos duelos entre caballeros, ya fueran a espada o pistola. Si sigues caminando hacia el Támesis, te encontrarás con el St. James Park, el más antiguo de los Parques Reales, éste mas adornado que su vecino, cuenta con fuentes y un lago central. Cuando lo encuentres, haz caso a tu instinto y bordéalo hasta llegar al puente que lo cruza, y una vez en él, tómate unos instantes para contemplar en dirección este, pues estás ante una de las mejores vistas del Palacio de Buckingham.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía