Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Encantador y poco frecuentado palacio que cuenta con una bonita y tranquila perspectiva de la ciudad.

Añadir a mi guía

Palazzo Contarini del Bovolo

Petit palacio.

Un rincón para observar Venecia desde un lugar escondido. Este palacio, posiblemente el más pequeño de la ciudad, está perdido en un extremo de la calle Campo Manin cercana al Puente Rialto. A pesar de su tamaño supone uno de los sitios más curiosos y menos frecuentados de la ciudad donde adentrarte para sentir su historia en intimidad. Lo primero que podrás admirar del edificio es su arquitectura, transitoria entre el Gótico y el Renacimiento del siglo XV. Aunque no se puede asegurar la autoría del diseño, muchos atribuyen la obra a Giovanni Candi. Una vez dentro, es imprescindible subir por su escalera de caracol de la que recibe su nombre, en italiano bovolo, que nace en el patio interior. La particularidad de ésta es su ubicación afuera de la fachada y sus incontables arcos, de manera que al subirla irás viendo el exterior que da al patio y a las callejuelas venecianas. Una vez recorrida, accederás a un mirador situado en lo alto del edificio que ofrece una preciosa vista de la ciudad. Pese a que no se trata de una vista tan impresionante como la de los campaniles de la ciudad, ésta es especialmente agradecida por la ausencia de gentío.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Venecia
Consulta precios y fechas