Museo Diocesano

Pinturas, piezas de madera, orfebrería, vestimentas para un museo ubicado en un entorno donde se respira mucha paz.

Añadir a mi guía

Museo Diocesano

Testigo románico.

Desde la Plaza de San Marcos, te merece la pena andar unos pocos pasos hacia el este para acercarte a este claustro. Tras cruzar el estrecho canal que bordea la plaza y parar para ver el Puente de los Suspiros al fondo, no dudes en seguir caminando hacia el museo. Allí tendrás, si lo quieres, un rato de tranquilidad en contraste con la movida vida de la plaza. El edificio, que ha sido durante muchos años hogar de los monjes benedictinos, es la única muestra del románico que queda en pie en la ciudad y aún hoy conserva una atmósfera de quietud que no encuentras en otros lugares. El claustro, dedicado a la Santa Apolonia, es desde 1976 la sede del Museo Diocesano de Arte Sagrado. Durante años ha ido recopilando piezas de carácter religioso de diferentes puntos de la ciudad, que van desde una selección de pinturas de gran importancia hasta piezas de madera, orfebrería o vestimentas. La colección que conforman es muy interesante desde el punto de vista de la historia y de las artes, ya que aquí están íntimamente unidas a la religión. Otro atractivo añadido con el que cuenta es la calma que reina en su claustro. Estés más o menos interesado en las obras, es un lugar ideal para olvidar durante unos minutos el ajetreo de las calles de esta ciudad.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Venecia
Consulta precios y fechas