El vaporetto

Tan peculiar como práctico, seguramente tengas que subirte a él en numerosas ocasiones durante tu estancia en Venecia.

Añadir a mi guía

El vaporetto

Transporte público veneciano.

Aunque a primera vista te parezca peculiar, en seguida te acostumbrarás a él. Seguramente tendrás que cogerlo muchas veces, pues es el transporte más práctico de la ciudad. Al no tener calles si no canales de agua, es el servicio de transporte público equivalente al autobús o al metro de otras ciudades. Empezó a funcionar en 1881 y deben su curioso nombre a que por entonces funcionaban a vapor. Lo primero que debes hacer al llegar si planeas moverte mucho, es conseguir un plano de la red de vaporetto y un abono o venice card por el tiempo que necesites. De otra manera, cuenta con que el viaje sencillo tiene un coste bastante elevado. A partir de aquí ya todo es investigar. La Ruta 1 es la que pasa por las zonas más concurridas y turísticas de la ciudad, pero al margen de ésta se extienden diversas líneas que llegan a diferentes puntos. De hecho, el vaporetto puede llevarte también a las islas que rodean Venecia, como Burano o San Michele. Aun así mucha gente coge un taxi acuático privado, pero hay que contar con que éstos salen a un precio menos económico. Si planeas ir a Lido, el mismo abono también te sirve para coger el autobús que la atraviesa de norte a sur.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía