Todo lo que has visto en las películas lo encontrarás en este peculiar restaurante.

Añadir a mi guía

Big Pink

100% Comida americana.

Cuando caminando por Collins Avenue te encuentres un edificio de dos plantas pintado de color rosa, sabrás que has llegado a Big Pink. Con cierta inspiración en los antiguos dinner, este restaurante, informal y divertido, tiene pantallas para ver partidos de basket o football y una carta interminable que reúne todos esos platos que imaginarías en un típico restaurante americano. Para beber sirve cervezas, refrescos, batidos o smoothies y, para comer, desde fajitas y tacos, hasta ensaladas gigantescas, hamburguesas y sándwiches de todo tipo, wraps, quesadillas... También puedes animarte a pedir uno de sus buckets, unos pequeños cubos metálicos rebosantes de patatas fritas, aros de cebolla, alitas de pollo o hasta gambas rebozadas. Aunque las raciones son bien generosas, deberías reservar un hueco para el postre, ya que es un pecado que salgas de allí sin probar el pastel de lima -tipiquísimo de Florida-, el brownie, la tarta de queso o la famosa red velvet cake. Date el gustazo y, ante todo y sobre todo, no cuentes las calorías.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía