Guinness Storehouse

Un curioso recorrido turístico para ver cómo se elabora la famosísima Guinnes, además de catarla en su propia casa.

Añadir a mi guía

Guinness Storehouse

Visita imprescindible para los cerveceros.

Los cerveceros que visiten Dublín no pueden perderse la visita a la cuna de la pinta Guinness, que se ha convertido en un imperio y tiene su propio museo, el Guinness Storehouse. Lo que en origen, allá por el año 1902, fue una sencilla fábrica que combinaba agua, cebada, lúpulo y levadura para después trasladar los toneles de cerveza a cualquier punto del planeta, hoy es un atractivo turístico de la ciudad con su tienda de merchandising y su visita interactiva que explica todo el proceso de cultivo, fermentación, embotellado, transporte, campañas de publicidad: en definitiva, la cerveza Guinness sin secretos. La entrada incluye degustación de una Guinness, entre otras actividades lúdicas como puede ser "aprender a tirar la pinta perfecta" (certificado Guinness incluido), disfrutar de la exquisita restauración de sus platos a la cerveza en el Brewers Dining Hall o seguir bebiendo con extraordinarias vistas en 360º desde el Gravity Bar ubicado en el séptimo piso del Guinness Storehouse.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Dublín
Consulta precios y fechas