Al recorrer los pasillos de esta cárcel, sentirás lo que allí se vivió durante la lucha por la independencia.

Añadir a mi guía

Cárcel de Kilmainham

Una visita a un pasado oscuro.

Uno de los rincones históricos más escalofriantes en tu visita a Dublín es la Cárcel de Kilmainham Gaol, construida en 1796 y prisión-patíbulo hasta 1924. Sus muros de piedra conservan cierto halo de desolación y ruina que recuerda el destino de muchos de los irlandeses revolucionarios que pagaron con su vida la independencia del país. Pero no solo convivían en esta cárcel los condenados por delitos políticos, también los asesinos, pequeños pícaros y cualquier delincuente común compartían la misma prisión, sin separación por sexo o edad. A mediados del siglo XIX, la hambruna que asoló Irlanda hizo que la cárcel se llenara de inquilinos, algunos porque robaban para comer y otros porque robaban para ser encarcelados y al menos tener así una comida al día. La lúgubre visita por los pasillos que daban a las celdas donde vivían hacinados termina en el patio de los fusilamientos: historia y muerte a partes iguales.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Dublín
Consulta precios y fechas