Long Beach tiene muchos encantos, pero sin duda, estas son dos visitas obligatorias.

Añadir a mi guía

Viaje al pasado en Long Beach

¿Un paseo por el Queen Mary?

Dos son las atracciones principales de Long Beach, municipio costero situado a menos de 40 kilómetros de Los Ángeles. El primero es el Queen Mary Seaport, muelle que toma su nombre del lujoso trasatlántico que, desde 1975, descansa en su orilla. Se trata de una inmensa mole de más de 50.000 toneladas de peso que empezó a ondear los mares allá por 1934. Durante más de tres décadas permaneció en funcionamiento, ofreciendo exclusivos cruceros y transportando a las tropas estadounidenses cuando el país decidió intervenir en la Segunda Guerra Mundial. Existen visitas guiadas para conocer su interior, repleto de luces y sombras. Porque allí conviven el glamour de los 365 camarotes de lujo que actualmente integran el Hotel Queen Mary (www.queenmary.com), con la decadencia de esas otras salas en las que viajaban los emigrantes europeos que llegaron a Estados Unidos durante la primera mitad del siglo XX. También hay espacio para los restaurantes y las tiendas, e incluso existe la opción de acceder a diferentes espacios temáticos, previo pago de una entrada algo más cara. El otro estandarte de Long Beach es The Passport (www.lbtransit.com/services/passport.aspx), un autobús gratuito que recorre las calles del centro de la ciudad, cuya apariencia ha sido totalmente renovada durante los últimos tiempos.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía