Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Los 48 kilómetros que lo separan de la capital no han impedido que sea una gran atracción turística.

Añadir a mi guía

Parque Desierto de los leones

Ni desiertos ni leones.

Aunque su nombre no tiene nada que ver con el mítico animal de la selva, merece la pena visitar este parque que tampoco tiene nada de desierto. Al contrario, durante años el agua de sus manantiales se utilizó para el consumo de la ciudad de México. Situado a unos 48 kilómetros de la capital, se ha convertido en un verdadero destino turístico en sí mismo y hasta él se acercan muchos mexicanos y extranjeros lo mismo para pasar unos días de descanso que para grandes celebraciones como bodas, cumpleaños o puestas de largo –la fiesta de los 15 años, muy típica en México–. En el interior se encuentra, además, el antiguo convento de los Carmelitas descalzos, de estilo renacentista, aunque actualmente la capilla central está casi en ruinas. Los administradores del parque ofrecen actividades muy enfocadas a la educación ambiental, especialmente para niños, pero es posible realizar todo tipo de de actividades deportivas o simplemente disfrutar de la flora y la fauna mientras pruebas las quesadillas típicas de la zona.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía