Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Viveros de Coyoacán, parte del Parque Nacional El Histórico Coyoacán

Te envolverán el olor a eucaliptos y los correteos de las ardillas. Además, podrás relajarte viendo practicar yoga y taichi.

Añadir a mi guía

Viveros de Coyoacán, parte del  Parque Nacional El Histórico Coyoacán

El primer vivero de la ciudad.

Una simple hectárea. Ése fue el germen de estos viveros de Coyoacán, nacidos gracias a la iniciativa del ingeniero Ángel de Quevedo, que en 1901 donó esta superficie de terreno con el objetivo de crear el primer vivero de la ciudad. Apasionado por la flora e investigador incansable, tuvo que lidiar con las autoridades para que se sumaran a su proyecto, el cual consiguió hacer realidad en 1907. Desde entonces, se han ido añadiendo terrenos aledaños, hasta completar las 40 hectáreas que hoy tiene. Como recuerdo a su fundador, una estatua en honor al que llamaban ‘ángel del árbol’, luce hoy en el centro del parque. En los viveros se realizan periódicamente exposiciones de floricultura y además es posible comprar plantas, tierras y semillas. Los viveros forman parte del gran Parque Nacional El Histórico Coyoacán, dentro del cual se puede pasear, disfrutando del aroma que desprenden los eucaliptos, al tiempo que sigue con la mirada el corretear de las ardillas. En los últimos años, es habitual encontrarse con gente corriendo y grupos haciendo yoga o taichí en los que el visitante es bienvenido a unirse. Ten en cuenta, eso sí, que las cinco puertas que dan acceso al recinto cierran a las 18.30 horas.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía