Invernadero del parque Eduardo VII

Al decir estufa fría, estamos hablando de un frondoso invernadero de 8.100 metros cuadrados ¡Todo un espectáculo vegetal!

Añadir a mi guía

Invernadero del parque Eduardo VII

Descubre la estufa fría.

Dentro del parque Eduardo VII, la estrella sin duda es este invernadero que alberga una exuberante vegetación y que supone un auténtico gusto para los sentidos. Inaugurado en 1933 el jardín cuenta con su propio lago rodeado de helechos. Es obra del arquitecto y pintor Raul Carapinha, quien proyectó la "estufa" sobre una antigua cantera de basalto en la que un jardinero comenzó a cultivar plantas para repoblar la Avenida da Liberdade. Lo más conocido, dada su antigüedad, es la estufa fría pero posteriormente se han ido añadiendo una estufa caliente y una dulce. La primera ocupa 8.100 metros cuadrados y es la más frondosa y verde. Con especies traídas de China, Australia, Perú, México, Brasil, Antillas o la península de Corea uno puede creerse en una auténtica selva. Especialmente bellas son sus azaleas y camelias, pero nada de ponerse melodramático como las damas que llevan el mismo nombre.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Lisboa
Consulta precios y fechas