Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Después de algún cambio de ubicación, esta torre sigue en pie y es una visita imprescindible de la ciudad.

Añadir a mi guía

La Torre del Reloj

La torre por la que no pasa el tiempo.

Situada junto a la Plaza de las Naciones Unidas, es una de las edificaciones más representativas de Casablanca. Fue construida en 1911, por orden del capitán francés Dessigny. Inicialmente estaba situada junto a la vieja muralla de la ciudad, que poco después fue destruida para ampliar el acceso al puerto, de modo que la Torre se quedó completamente sola en medio de la plaza. Símbolo del poder colonial galo durante varias décadas, el objetivo de Dessigny era convencer a los habitantes de Casablanca de la necesidad de acostumbrarse al ritmo de vida marcado por la sociedad industrial. En 1948 se procedió a su derribo, a causa de su precario estado. Hubo que esperar otros 45 años, hasta 1993, para que fuera nuevamente reconstruida a iniciativa de las autoridades municipales marroquíes, que optaron por reproducir su diseño original. Tiene una longitud de 20 metros y cuenta con un reloj en cada uno de sus costados.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Casablanca
Consulta precios y fechas