Si lo tuyo es la alta cocina pero quieres conocer la gastronomía marroquí, aquí tienes tres lugares.

Añadir a mi guía

Lugares exclusivos

Para darte un capricho culinario.

Para degustar cocina marroquí de alta calidad puedes dirigirte al restaurante Imil-Chil, en la rue Vizir-Tazi. El establecimiento, que toma su nombre de una pequeña ciudad interior situada en las montañas del Atlas, está decorado a la manera tradicional, con coloridos azulejos y alfombras y cojines en su interior. También la vajilla, desde los platos a las teteras, son típicamente marroquíes y entre sus especialidades destaca la pastilla (también conocido como pastela). Otra buena opción es el Ryad Zitoun, (Boulevard Rachidi), donde son especialistas en el cuscús de palomo, que cuenta con una agradable terraza en su exterior en la que es necesario reservar con antelación. Para visitar lo más selecto de la ciudad, acércate al restaurante A Ma Bretagne, típicamente francés, como su propio nombre indica. Se encuentra a la salida de la ciudad, junto al mar, y cuenta con una magnífica terraza ajardinada que ofrece unas espectaculares vistas al Atlántico. Buena comida y buen vino, pero con una carta cara.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Casablanca
Consulta precios y fechas