Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Amantes del séptimo arte: recorrer este museo y descubrir sus miles de anécdotas tiene carácter obligatorio para vosotros.

Añadir a mi guía

Museo del Cine

Pablo Ducrós Hicken.

Los amantes del séptimo arte tenéis en el Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken una parada obligatoria. Ése es su nombre completo, debido a la persona que donó su colección particular, el ensayista, académico e investigador argentino, por medio de su mujer una vez ya fallecido. El centro se creó en 1971 con la intención de velar por el legado cinematográfico nacional, así como para ayudar a su divulgación y reconocimiento. Gracias a la mediación de los historiadores Jorge Miguel Couselo y Guillermo Fernández fue posible su apertura, aunque desde entonces su residencia ha sido itinerante, llegando a situarse en varias sedes, hasta que, por fin, en 2011, se estableció definitivamente en el barrio de La Boca. Una de las mejores anécdotas del museo fue protagonizada en 2008 por la película Metrópolis, de Fritz Lang, la primera en ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En ese año fue encontrada en la filmoteca argentina la única cinta completa del filme, aquella que contenía las escenas que en el resto de países habían sido censuradas después de su estrenó, en 1927.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía