Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Encantadora plaza, perfecta para una veraniega y tranquila cena al aire libre.

Añadir a mi guía

Plaza San Babila

Remanso de paz.

La Plaza de San Babila recibe su nombre de la pequeña pero famosa iglesia de ladrillo rojo que la preside. A pesar de tener pocos datos sobre su historia, pues no se sabe cuando se construyó ni por quién, tan solo que se reconstruyó durante el siglo IX, es una de las iglesias más importantes de la ciudad. La plaza se encuentra junto a la Plaza del Duomo lo que le resta popularidad. Sin embargo, este reducto de paz en medio de la ciudad es uno de los lugares con más encanto de Milán. Al caer el sol, el flujo de gente va descendiendo, las terrazas van abriéndose hueco y el ruido de la fuente que marca el centro de la plaza es el sonido que te acompañará si te encuentras allí. Es un lugar estupendo para cenar al aire libre y en las noches en verano es habitual que los músicos callejeros te amenicen la velada.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Milán
Consulta precios y fechas