Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Cerrar

Fue el primer rascacielos neoyorquino. Aunque hoy su altura no llama la atención, sí lo hace su curiosa estructura.

Añadir a mi guía

Edificio Flatiron

Una plancha triangular.

Entre las muchas joyas arquitectónicas que guarda Nueva York, el Flatiron es una de las más curiosas. Para verlo, puedes coger Broadway o la Quinta Avenida y caminar hasta donde se cruzan ambas junto al Parque de Madison Square. Lo reconocerás al instante por su forma triangular parecida a una plancha, de donde hereda su nombre. Tal vez al verlo ahora te parezca pequeño, pero fue el primer rascacielos que se construyó en la ciudad. Desde que se levantó en 1902, comenzaron a seguirle otros edificios rápidamente. La imaginativa manera de aprovechar la planta donde se ubica le da esta curiosa forma donde, en su zona más estrecha, hay apenas dos metros de ancho. Es una visita rápida pero que merece la pena, y puedes enlazarla con un paseo al Madison Square Park, o verlo de paso al bajar hacia Lower Manhattan.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía