No dejes de conocer la historia que envuelve a este monumento de mágicos atardeceres.

Añadir a mi guía

La Rogativa

Homenaje a la noche del 30 de abril de 1797.

Cuenta la tradición que en la noche del 30 de abril de 1797, los habitantes de la ciudad de San Juan sacaron a la calle todos los objetos religiosos que tenían, cruces, relicarios, velas y antorchas encendidas para rezar y pedir que la fortaleza española resistiera el asedio británico que estaba a punto de invadir la ciudad. Los generales ingleses vieron bajar cientos de antorchas y pensaron que eran refuerzos armados para las líneas defensivas, por lo que se batieron en retirada y se salvó la ciudad. Este acontecimiento histórico se recoge en el monumento conocido como La Rogativa o La Procesión, que se encuentra en la plaza del Viejo San Juan y representa a los ciudadanos que salieron aquella noche a rezar. Merece la pena pasear por sus alrededores al atardecer y disfrutar desde aquí las vistas sobre la Bahía.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía