Tres plantas de actividades lúdicas especialmente diseñadas para el entretenimiento de los enanos. Sencillamente genial.

Añadir a mi guía

Museo del Niño

Aprender es divertido.

Si viajas con pequeños y quieres que aprendan de forma divertida, en la ciudad encontrarás el rincón perfecto para pasar una mañana: el Museo del Niño de Puerto Rico, situado frente a la catedral en el Viejo San Juan. Como curiosidad hay que resaltar que el proyecto arrancó a finales de los años 80, con un exiguo presupuesto de 100 dólares y mucho voluntariado, hasta que pudo abrir sus puertas en 1993. Ahora mantiene su edificio de tres plantas de actividades lúdicas con la única financiación de la entrada y se ha convertido en un espacio destinado a fomentar la curiosidad y creatividad de los más pequeños. El museo contiene desde talleres de manualidades y pintura hasta actividades musicales, cultivo de un huerto casero y concienciación sobre el medio ambiente, biodiversidad y salud.

Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía