Para la total seguridad durante el vuelo, sólo serán aceptadas en bodega, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

Para sillas de ruedas accionadas por baterías secas

Podrán ser transportadas como equipaje facturado siempre que sus bornes estén aislados para evitar posibles cortocircuitos y el acumulador esté debidamente afianzado a la silla de ruedas y desconectado.

Para sillas de ruedas accionadas por baterías húmedas

Podrán ser transportadas como equipaje facturado cuando pueda cargarse, estibarse, afianzarse y descargarse siempre en posición vertical y que el acumulador esté desconectado y afianzado a la silla y sus bornes estén aislados para evitar posibles accidentes. En caso contrario, el acumulador deberá separarse de la silla, y podrá transportarse como equipaje facturado. El acumulador se embalará convenientemente de la siguiente forma:

Los embalajes deberán ser estancos, inalterables al electrolítico y estar protegidos contra movimientos violentos.

Los acumuladores deberán estar protegidos contra cortocircuitos, e ir en posición vertical en embalajes rodeados de material absorbente.

En cualquier caso, le recomendamos ponerse en contacto con Iberia.

Franquicia de equipaje

Las sillas de ruedas accionadas mecánicamente y los dispositivos análogos de movilidad tendrán la consideración de artículos o accesorios personales del pasajero y por tanto no estarán sujetas a cargos de exceso de equipaje.

Los pasajeros con movilidad reducida podrán transportar sin cargo adicional dos equipos de movilidad (sillas de ruedas, andadores, etc).

Las autoridades de Chequia informan a aquellos pasajeros que viajen con sus sillas de ruedas eléctricas que deberán entregarlas en facturación, donde les facilitarán otra silla de ruedas manual para su movilidad por el aeropuerto y área de embarque.

En los vuelos IB5XXX deberá contactar directamente con Vueling.