Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies[Abre en ventana nueva].

Cerrar

Su verdadera importancia reside en los cañones que disparan cada mediodía y cada medianoche. No te los pierdas.

Añadir a mi guía

Fortaleza de San Pedro y San Pablo

¡Pum! ¡Pum! ¡Pum!

Pedro El Grande fundó en 1703 esta fortaleza para proteger a la ciudad de la flota sueca. La fortaleza en sí no llama tanto la atención porque es poca cosa y ha perdido su significado militar antes de que se terminara, así que durante dos siglos se ha usado como prisión en la que han pasado algunos presos famosos, como Alexei (el propio hijo de Pedro I) o el mismo Dostoevsky. Lo que posiblemente llame la atención de esta fortaleza hoy en día son los cañones que disparan a las 12 del mediodía, a medianoche y cuando se acercan inundaciones (muy curioso). La fortaleza tiene dentro un par de museos de laboratorios del gas con objetos relacionados con el espacio entre otros. En el centro de la fortaleza merece la pena visitar la catedral de Pedro y Pablo.



Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

10 consejos para tener tu equipaje a mano

Conoce qué tipo de bultos son considerados equipaje de mano y cómo puedes modificarlos para que te acompañen en cabina durante el vuelo.

Descarga gratuita