Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies[Abre en ventana nueva].

Cerrar

En el siglo XVI los palmeros temían a los piratas. Por eso nace este castillo de vistosa planta cuadrangular.

Añadir a mi guía

El Castillo de Santa Catalina

¡Piratas a bordo!

El auge experimentado por Santa Cruz de La Palma durante el siglo XVI despertó el interés por la ciudad de los piratas, lo que derivó en la puesta en marcha de un importante sistema defensivo. No era para menos, pues la ciudad era paso obligado de los navíos que viajaban hacia América y albergó el primer Juzgado de Indias, razón por la que su puerto se convirtió en el tercero más importante del Imperio Español, tras los de Sevilla y Amberes. Las fortificaciones de la ciudad llegaron a incluir en aquellos tiempos varios baluartes, una muralla y diferentes portadas de acceso, elementos en su mayor parte ya desaparecidos. No es el caso del Castillo de Santa Catalina, levantado a finales del siglo XVII sobre el terreno que anteriormente había ocupado otro castillo. Declarado Monumento Histórico Artístico en 1951, consta de una planta cuadrangular que imita al Castillo de San Cristóbal de Santa Cruz de Tenerife.



Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Santa Cruz de la Palma
Consulta precios y fechas

10 consejos para tener tu equipaje a mano

Conoce qué tipo de bultos son considerados equipaje de mano y cómo puedes modificarlos para que te acompañen en cabina durante el vuelo.

Descarga gratuita