Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies[Abre en ventana nueva].

Cerrar

Notre-Dame de la Garde

Impresionante estructura en suaves colores, muy representativa de la ciudad y el mar.

Añadir a mi guía

Notre-Dame de la Garde

La guardiana de los marineros.

Uno de los monumentos más representativos de Marsella, al que se puede acceder tras un agradable paseo en un vetusto funicular, es la basílica de Notre-Dame de la Garde, protectora de los marineros, también conocida como la 'Bonne Mére': la Buena Madre. Curiosamente, esta iglesia de estilo románico-bizantino, construida en 1853 al sur del carismático Puerto Viejo (Vieux Port) marsellés, se alza sobre los restos de una vieja fortaleza del siglo XVI que servía para proteger de los ataques enemigos por mar. Su fachada destaca por el blanco puro del mármol que contrasta con la pigmentación de la roca magmática pórfido con la que se selló su arquitectura. Y en lo alto, se alza majestuosa la estatua de 11 metros de la Virgen, recubierta en pan de oro y vigilante del mar y sus devotos pescadores a los pies.



Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Marsella
Consulta precios y fechas

10 consejos para tener tu equipaje a mano

Conoce qué tipo de bultos son considerados equipaje de mano y cómo puedes modificarlos para que te acompañen en cabina durante el vuelo.

Descarga gratuita