Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies[Abre en ventana nueva].

Cerrar

Parece mentira que una simple farola tenga una historia tan curiosa… ¿te vas a quedar sin conocerla?, ¡yo no!

Añadir a mi guía

La farola del Parque Hernández

Modesto pero importante.

En uno de los extremos de este amplio espacio al aire libre se encuentra una sencilla farola que merece la pena visitar por lo curioso de su historia. El parque fue inaugurado en 1902 por el responsable de la Comandancia General de Melilla Venancio Hernández Fernández, del que actualmente toma su nombre. Tras el fallecimiento de éste, el periódico ‘El Telegrama del Rif’ abrió una suscripción popular para financiar un monumento que se encargaría de recordar al citado general, admitiendo para tal fin “desde 10 céntimos a dos pesetas como cuota máxima”. Los vecinos de la ciudad aportaron en total 649 pesetas, que el municipio completó hasta juntar las 1.500 pesetas que costó la farola. El modesto monumento se instaló inicialmente, en 1909, en el paseo central del parque, aunque desde entonces ha ido cambiando su posición a otros emplazamientos más secundarios hasta su posición actual.



Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Melilla
Consulta precios y fechas

10 consejos para tener tu equipaje a mano

Conoce qué tipo de bultos son considerados equipaje de mano y cómo puedes modificarlos para que te acompañen en cabina durante el vuelo.

Descarga gratuita