Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies[Abre en ventana nueva].

Cerrar

El concepto de monumento majorero es bien diferente; para muestra, este botón.

Añadir a mi guía

Monumento Natural de Caldera de Gairía

Volcán a la vista

Un consejo: cuando estés en Fuerteventura, procura cambiar el concepto de monumento. En esta isla casi salvaje y solitaria, la naturaleza se ha encargado de preparar por sí misma una serie de monumentos naturales que no debes dejar de visitar. Uno de los mejores ejemplos se encuentra justo en su corazón, una zona en la que la orogorafía desértica y volcánica se hace aún más patente. Este cono volcánico, ubicado a pocos kilómetros de Tiscamanita, entre Antigua y Tuineje, es de mediana edad y presenta una curiosa actividad latente que lo convierte en foco de numerosos estudios científicos. Alrededor de la Caldera de Gairía se ha generado todo un ecosistema singular, realmente insólito, que, entre otras cosas, ha propiciado un popular cultivo del tomate: esta famosa verdura de Tiscamanita es uno de los productos gastronómicos más preciados de la isla, siendo posible encontrarla en cualquier punto de su territorio.



Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Fuerteventura
Consulta precios y fechas

10 consejos para tener tu equipaje a mano

Conoce qué tipo de bultos son considerados equipaje de mano y cómo puedes modificarlos para que te acompañen en cabina durante el vuelo.

Descarga gratuita