Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies[Abre en ventana nueva].

Cerrar

Una de las siete puertas por las que se entraba a la ciudad, la única que sigue en pie.

Añadir a mi guía

Arco de Mazarelos

Restos de la muralla compostelana

Hubo un tiempo en el que Santiago de Compostela fue una ciudad amurallada, durante la Edad Media, una fortificación que le otorgaba seguridad y que desarrollaba funciones defensivas. En aquella época eran siete las puertas que permitían el acceso a la urbe; de todas ellas ya únicamente se conserva en pie el Arco de Mazarelos, todas las demás fueron derribadas entre los siglos XVIII y XIX. Se trata de un arco de medio punto, de estilo románico y construido en sillería de granito, convertido actualmente en un auténtico símbolo de la capital. De hecho, es uno de los monumentos más visitados del centro histórico, un lugar por el que los turistas cruzan pensando que se adentran en otra época pasada. Está ubicado entre la Plaza de Mazarelos y la calle Cardenal Payá. Según consta en diferentes escritos, era a través de esta puerta por donde entraba a la ciudad el preciado vino desde Orense.



Tu guía personalizada

Añade fichas para empezar a configurar tu guía

Reserva ahora tu vuelo a Santiago de Compostela
Consulta precios y fechas

10 consejos para tener tu equipaje a mano

Conoce qué tipo de bultos son considerados equipaje de mano y cómo puedes modificarlos para que te acompañen en cabina durante el vuelo.

Descarga gratuita